¿Cuándo es Mejor Solicitar Microcréditos?




Los microcréditos son créditos que pueden ayudarte cuando tienes una idea innovadora que deseas canalizar, también son conocidos como microcréditos online o microcréditos en línea. Para saber exactamente cuándo ha llegado el momento de solicitar un microcrédito de manera asertiva, solamente debes estar preparado para hacer un clic. Por lo demás, no te preocupes, que aquí te ayudaremos.

¿Por qué son tan guay los Microcréditos?

Los microcréditos brindan oportunidades a todas aquellas personas que desean impulsar una idea de negocio, pero no tienen los recursos para hacerlo. Es aquí cuando los microcréditos se ponen la capa de súper héroes, pues incluyen toda la ayuda que una persona en esta situación podría necesitar. Gracias a sus escasas comisiones, limitadas condiciones y su poca exigencia de avales resultan de mucha ayuda para los que desean solicitarlos.

Otro excelente detalle acerca de los microcréditos es el tiempo de pago, ya que, al ser solicitada una cantidad para impulsar un proyecto, se entiende que el emprendedor necesita el dinero lo antes posible para empezar a obtener los frutos de su negocio y así, poder pagar fácilmente de vuelta el crédito sin problemas.

¿Son iguales los Créditos Rápidos a los Microcréditos?

Son tantos los productos financieros que es muy fácil confundirlos. La verdad es que en muchos lugares podrás conseguir información que logre despejar tus dudas; mientras que en otros, conseguirás solo generar más. Por ello, proponemos que veas todos los productos financieros como una disposición de dinero al cliente con distintas condiciones. En otras palabras, que los veas como lo mismo, pero con distintas características, ya que, al final, todas consisten en otorgar una cantidad de dinero determinada a una persona para que esta pueda solventar problemas puntuales o estabilizar su situación económica.

En el caso de los créditos rápidos, son sumas de dinero que no suelen superar los 1.000€ mientras que para los microcréditos ¡también! Entonces, ¿cómo puedes diferenciarlos? Pues como hemos mencionado arriba, ¡dándote cuenta de las condiciones!

Generalmente, los microcréditos y los créditos rápidos varían en las siguientes características:

  • Plazo de pago: Los créditos rápidos pueden llegar a tener mayor flexibilidad en el plazo de pago que los microcréditos. Esto, debido a que la entidad que los otorga puede asumir que la persona que ha solicitado un microcrédito es capaz de devolverlo en un período de tiempo más corto en concordancia con lo que su idea de negocio o emprendimiento le permita una ganancia. Sin embargo, esto puede llegar a ser riesgoso, ya que las ganancias no siempre se ven al principio y durante algunos meses, puede que no se vean. Por lo que siempre se debe llegar a un acuerdo con la entidad en la que se solicita y establecer un plazo de devolución realista.
  • Monto: ¡Espera!, ¿No habíamos dicho que los microcréditos y los créditos rápidos no se diferenciaban en este aspecto? Pues sí, pero puede existir una diferencia que debes tener en cuenta. Los microcréditos ayudan a pequeños empresarios, mientras que los créditos rápidos son montos para cualquier persona con una necesidad puntual. Así que, los microcréditos, generalmente, suelen pedirse por cantidades mayores que los créditos rápidos. Además, las entidades también suelen otorgar como “primer crédito rápido” cantidades no mayores a los 300€ mientras que con los microcréditos esto puede variar un poco dependiendo de la necesidad a cubrir por parte del solicitante.
  • Finalidad: Este aspecto puede que sea un poco obvio, ya que sabiendo lo que significa un crédito rápido y un microcrédito podría ser fácil de deducir. Sin embargo, ¡te lo aclaramos! Como sabes, los microcréditos podrían ser otorgados a personas con alguna idea de negocio o emprendimiento, por lo que el propósito de su solicitud será de hacer crecer dicho negocio. Entonces, el fin con el que solicites el monto que deseas te dará la diferencia de si te conviene un crédito rápido o un microcrédito. Así mismo, tanto el monto como la libertad en el plazo de pago se verán afectados por la finalidad, ya que, al solicitar tu microcrédito con la finalidad de reemplazar algún equipo de trabajo, seguramente te permitirá solicitar un monto mayor a 300€ con un plazo menor a 1 mes o a convenir con la entidad.


Comentarios