Hipotecas por Internet




Seleccionar una hipoteca por Internet es todo un cambio para quienes están habituados al método tradicional de las gestiones cara a cara. Sin embargo, puede ser una excelente opción para aquellas personas que están acostumbradas a investigar en la red, y que encuentran los beneficios de estudiar las distintas alternativas en forma virtual.

Elegir la hipoteca más adecuada para nuestros intereses de esta manera tiene importantes ventajas, como por ejemplo la comodidad y practicidad que supone no tener que salir del hogar para evaluar las posibilidades y el ahorro de tiempo que se logra al evitar esperas y diligencias en cada sucursal bancaria.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los productos que se ofrecen por Internet no son los mismos que se pueden adquirir en la sucursal física de la entidad financiera. Es que los bancos y cajas diseñan líneas específicas para ser comercializadas por Internet, que tienen características diferentes a las hipotecas “tradicionales”.

Esto puede llegar a ser una ventaja en muchos casos, ya que las alternativas pueden analizarse tranquilamente desde el hogar (pudiendo acceder a más información en menos tiempo) y, además, pueden conseguirse condiciones económicas beneficiosas y una aprobación más rápida mediante formularios online.

Todo comienza contestando un primer formulario básico en la página web de la entidad. Allí se solicitarán los datos personales básicos, como los ingresos, bienes, actividad profesional y características de la familia. Si se califica en esa primera opción, se recibirá un mail o una contestación automática a través del formulario para poder seguir avanzando.

Habitualmente, el próximo paso supone la solicitud y envío de una serie de documentación que acredite los datos consignados. Si todo marcha sobre rieles, posteriormente se pedirá la provisión de fondos, se enviará la oferta vinculante y, como último paso y único presencial, se deberá concretar la firma de la escritura.

Quizás un punto muy positivo de este tipo de hipotecas es que suelen ofrecer diferenciales Euribor e intereses más económicos con relación a las ofertas que pueden hallarse en la modalidad tradicional. Por el contrario, no permiten la gestión y negociación cara a cara de algunos puntos de las hipotecas que resultan ser más flexibles o conversables.



Comentarios